La fascinante historia tras la patente del VAR

La fascinante historia tras el Video Arbitraje une a un ingeniero gaditano de la NASA (Antonio Ibáñez de Alba), a un futbolista (Luis Enrique), y a un banquero (¡Mario Conde!).

En el mundial del 94, España jugaba los cuartos de final contra Italia. Luis Enrique, el actual seleccionador, era centrocampista. En el min’93 recibió el famoso codazo que le rompió la nariz. De haberlo visto, el árbitro habría pitado un penalti que quizá nos hubiera librado de la eliminación.

Antonio Ibáñez de Alba, quedó conmovido. Se encerró en su laboratorio y en unos meses desarrolló un sistema de video y de control electrónico del perímetro del campo y de las coordenadas del balón con unos chips que había perfeccionado en Estados Unidos.

Por aquella época, había vuelto de la NASA y desarrollaba inventos para una empresa de ¡Mario Conde!. El actual exbanquero era un prolífico empresario con mucha audacia para reconocer  grandes negocios y grandes personas como Antonio.

Cuando leyó en la prensa que Antonio había vendido 50.000 palmeras artificiales a Gadafi para crear un microclima en el desierto de Libia, Conde le preguntó por qué no se había hecho rico con esa operación. EEUU bombardeó Libia y Antonio tuvo que huir sin cobrar. Conde le contrató para inventar y registrar patentes. Como Thomas Edison y Nikola Tesla.

Le habló del VAR y Conde respondió de inmediato: ¡Antonio, patente!

El 1 de Sept. del ’95 solicitaron la patente que sigue perteneciendo en exclusiva a Mario Conde.

Como Edison y Tesla, ellos también acabaron en disputas. A Conde le embargaron las cuentas por corrupción, así que la única manera de que Antonio cobrara era la vía penal. Le denunció por apropiación indebida de patentes. ¡Aunque Conde estaba al corriente de todo!¡ Y le asesoró para denunciar!

Hay más disputas entorno a la patente del VAR:

– El Boliviano Fernando Méndez registró un sistema similar en 2005 en Bolivia.

– El Madrileño Francisco López patentó en Europa un sistema de auriculares y cámaras en 1999

Ellos ya han reclamado su autoría a la FIFA. Mario Conde no se ha pronunciado. En cualquier caso ambos son posteriores a su patente de 1995.

La FIFA por su parte ha señalado en su web que la implantación de la tecnología VAR en el mundial de Rusia está a cargo de la empresa Hawk-Eye y que fue elegida tras “un proceso exhaustivo de licitación, en el que se invitó a los proveedores de tecnología interesados a presentar sus propuestas”.

Detrás de Hawk-Eye (cuyo principal producto es el “Ojo de Halcón” del tenis y críquet) están dos ingenieros, Paul Hawkins y David Sherry. Registraron la propiedad intelectual y la tecnología del VAR a nombre de su empresa, que fue comprada por Sony.

Muchas personas llegaron a desarrollos similares para el Video Arbitraje. Deberán demostrar que su diseño aporte alguna novedad sin la cual no hubiera sido posible su aplicación.

Y es que hay mucha ciencia detrás del fútbol…

Have your say